Atención temprana en la Etapa Infantil

El involucrar a los niños y niñas en actividades educativas desde muy pequeños puede ayudarles a desarrollar de manera precoz competencias motoras, socioafectivas, lingüísticas y cognitivas.

Por ello cuando hablamos de Atención Temprana nos referimos al conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades bien transitorias o bien permanentes que presentan los niños/as con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos”. Con trastornos del desarrollo nos referimos a alteraciones tales como Trastorno del Espectro Autista, Trastorno generalizado del desarrollo, Retraso en el Aprendizaje, retraso en la Adquisición de Lenguaje, Problemas de Motricidad, etc

“EDUCAR A UN NIÑO ES, ESENCIALMENTE, ENSEÑARLE A PRESCINDIR DE NOSOTROS”

De este modo, los objetivos de la Atención Temprana están dirigidos a:

  • Reducir efectos de un déficit detectado.
  • Optimizar posibilidades de desarrollo.
  • Introducir mecanismos necesarios para la compensación y/o eliminación de barreras, así como la adaptación a necesidades específicas.
  • Evitar o reducir la aparición de efectos secundarios.
  • Atender y cubrir necesidades y demandas de la familia y el entorno.
  • Considerar al niño/a como sujeto activo.

Añadir comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies